Liderazgo Empresarial

¿Qué es el liderazgo empresarial?

Las empresas no sólo necesitan empresarios hábiles e inteligentes; necesitan líderes empresariales. Personas que sean capaces de influir sobre su equipo y guiar a la empresa hacia el éxito la consecución de objetivos.  

Hoy muchos se preguntan en qué consiste el liderazgo empresarial, cuáles son las características de un buen líder en la empresa, y sobre todo, la pregunta del millón: ¿se puede aprender a ser un líder? 

Antes de seguir adelante, convendría tener muy clara la definición de liderazgo empresarialya que si tenemos un concepto erróneo de lo que significa ser un líder, es muy probable que realicemos acciones que nos separan completamente del liderazgo de nuestro negocio. 

Definición: ¿qué es el liderazgo empresarial?, ¿qué es un líder? 

Lo primero es tener claro que hay muchos tipos de liderazgo según el ámbito al que lo apliquemos: liderazgo político, liderazgo empresarial, liderazgo religioso… Esto nos lleva muchas veces a asociar la idea del líder con una persona carismática, por un lado, o muy autoritaria, por otro, pero en todo caso muchas veces se ve como alguien que desempeña una responsabilidad y tiene el reconocimiento de sus subordinados. 

Lo cierto es que ser un líder no tiene nada que ver ni con ser una persona que está cargo de las responsabilidades una empresa, ni tampoco con el hecho de ser un jefe muy autoritario te convierte en líder, o ser una persona que es muy carismática, aunque esto siempre ayuda. 

El liderazgo en la empresa se definiría como la capacidad de influir en los demás para lograr una serie de objetivos empresariales. Es decir, ser un CEO o alto directivo no te convierte automáticamente en un líder. No es un líder tampoco el que da muchas órdenes y tiene siempre un comportamiento autoritario o incluso de desprecio hacia sus empleados. 

En cambio, el líder viene a ser esa persona que hace trabajar a todos por un objetivo común, logrando su complicidad, transmitiendo entusiasmo y ayudando a que los empleados entiendan que al trabajar por los objetivos comunes de la empresa están logrando también sus objetivos individuales. 

Hay muchos jefes y directivos hoy día en las empresas, pero no siempre existen los líderes necesarios. 

¿Cuáles son las características de un buen líder empresarial? 

Hemos dicho que el líder en la empresa no es simplemente alguien que manda, ni alguien que da muchas órdenes. Entonces, ¿cómo es un líder empresarial? 

  • Un líder es alguien que posee un carisma y un entusiasmo tales por su trabajo que es capaz de transmitirlo a las personas que hay alrededor para que todos remen en la misma dirección. 
  • El líder es también una persona con una capacidad de comunicación extraordinaria, que es capaz de cohesionar y coordinar al grupo para sacar lo mejor de ellos. No sólo es capaz de transmitir sus necesidades, sino que practica una escucha empática de las necesidades de sus empleados, logrando encontrar puntos en común. 
  • El líder es el primero que demuestra disciplina y capacidad de resolución para resolver los problemas. Negocia, organiza, toma decisiones, delega y demuestra una gran confianza y creatividad a la hora de enfrentar cualquier situación. No es blando ni duro, sino directo y asertivo. 
  • En el liderazgo empresarial también debe quedar clara la definición de una estrategia y una visión del futuro que otros no ven. El líder construye y es capaz de dar forma a ese futuro que otros ven como lejano o demasiado difícil para realizarlo. 
  • Por definición, el líder tiene que ser alguien al que los empleados acepten como tal. Si una persona es capaz de influir de manera metódica y eficaz en los demás, recibe el respeto y confianza de sus empleados, y tiene además una honestidad y capacidad de trabajo enormes, entonces tiene todas las características para desempeñar el liderazgo empresarial. 

¿Quién puede ser un líder en la empresa?, ¿se nace o se hace? 

Hay que tener muy claro que no sólo el CEO o Director General de una empresa puede ser un líder. A veces un simple empleado puede tener dotes de liderazgo y ser capaz de motivar a los que hay a su alrededor para que la empresa salga adelante. Esto es lo que llamaríamos un liderazgo natural, alguien que tiene las cualidades de un líder y lo demuestra. 

Muchas personas en la empresa van a tener que gestionar el capital humano, por lo que es de gran importancia que incluso si diriges un Departamento tengas capacidad de liderazgo para coordinar a tu equipo y conseguir los objetivos de tu área de gestión. 

Otra de las dudas comunes es si el líder nace o se hace. ¿Cómo aprender a ser un líder eficaz? Lo cierto es que, aunque hay personas que tienen una predisposición al liderazgo por su carácter y personalidad, el liderazgo empresarial puede aprenderse. A la vista están las características de un buen líder empresarial, que finalmente tienen que traducirse en acciones y comportamientos que permitan que las personas de su alrededor lo identifiquen como un líder y, sin saber muy bien, acaben siguiendo su guía y asumiendo su influencia. 

Los tipos de liderazgo que ya no funcionan 

Hemos dicho que los liderazgos autoritarios ya no funcionan en la actualidad. De hecho, el líder empresarial autocrático, que quiere controlar todo y a todo el mundo, puede ser contraproducente para un negocio. A pesar de que su alto nivel de exigencia puede llevar a la empresa a experimentar un notable éxito, lo cierto es que la autoridad no está reñida con la influencia. 

El líder autoritario no ayuda a retener el talento y el capital humano, que hoy día en la sociedad del conocimiento es uno de los activos estratégicos fundamentales en las empresas del siglo XXI. Muchas personas no van a trabajar en tu negocio simplemente por dinero, por lo que deben existir otras motivaciones para que un senior quiera desempeñar un puesto de responsabilidad en tu negocio, más allá de la presión, la disciplina y la autoridad. 

Por otro lado, el jefe o empresario pasivo, que simplemente asume su condición de gerente de la empresa, pero no ejerce influencia entre sus empleados, tampoco se hace respetar y no logra los resultados que quiere porque no motiva al grupo. Los empleados actúan de forma aislada e individualista, sin tener muy claro por qué hacen lo que hacen. 

Conclusión 

Una empresa que tenga un buen líder, carismático, honesto, estratega, con una fuerte disciplina y una alta capacidad de comunicación podrá transmitir confianza a sus empleados y contribuir a que saquen su potencial. 

El buen líder influye en la productividad de los empleados, en el éxito de la estrategia empresarial, en la consecución de objetivos. 

En este sentido, aprender a ser un líder empresarial es una de las áreas más importantes para las que un empresario o futuro empresario debe prepararse. 

Los comentarios están cerrados.