Empatía en el trabajo

Empatía en el trabajo: en qué consiste y cómo mejorarla

La empatía en la empresa es un concepto que está desempeñando un papel muy importante en la gestión de Recursos Humanos. Las empresas necesitan atraer personas con habilidades, capacidad de liderazgo, conocimiento analítico y talento comunicativo, pero es indispensable también disponer de empatía en el trabajo, sin duda una de las cualidades que debe reunir todo líder y profesional que deba gestionar equipos y trabajar con personas.

Este elemento desempeña un papel clave en las organizaciones; por una parte, ayuda a mejorar las relaciones laborales, fomentando el trabajo en equipo y una comunicación saludable. Por otro lado, es esencial para promover el bienestar laboral del empleado y la atracción del talento, ya que cuando los empleados se sienten comprendidos y escuchados en la empresa, pueden ser mucho más eficaces y estar más motivados.

En este post te mostraremos qué es la empatía, qué importancia tiene en el trabajo y cuáles son sus principales beneficios para la empresa.

En qué consiste la empatía

La empatía consiste en un tipo de habilidad social que supone la capacidad de ponerse en el lugar del otro. Esto significa que podemos comprender sus sentimientos, maneras de pensar y necesidades, en lugar de fijarnos únicamente en las nuestras.

Cuando hablamos de aplicar la empatía al entorno laboral, enseguida nos damos cuenta de que es un elemento clave para el éxito. No se puede gestionar un equipo sin empatía. Las empresas que tienen éxito son aquellas en las que los líderes aprenden a descifrar los intereses y deseos de las personas para conseguir que haya una confluencia de objetivos, de manera que se genere un círculo virtuoso en el que la empresa sale beneficiada.

Para practicar la empatía en la empresa, hay que entender las facetas de la comunicación y sus diferentes usos. Una buena capacidad de comunicarse ayuda a reducir la tensión, reducir el estrés y evitar el conflicto en el entorno de trabajo. Gracias a este enfoque, que tiene en cuenta la perspectiva del otro, se puede potenciar la colaboración y el trabajo en equipo, las personas se sienten valoradas y pueden trabajar eficazmente por objetivos comunes.

Cuando existe empatía en el lugar de trabajo, la motivación y la lealtad del empleado aumentan. Los empleados, de este modo, son más propensos a permanecer en la empresa en los momentos difíciles y trabajar con la máxima eficacia. Todo esto contribuye a generar un clima laboral positivo, que invita a otros profesionales a hacer lo mismo y trabajar de forma eficiente, respetuosa y con entusiasmo. Cuando los empleados disfrutan de lo que hacen, eso tiene unas repercusiones en la cuenta de resultados.

Beneficios de la empatía en el trabajo

Podemos resumir de la siguiente forma los beneficios de la empatía en el lugar de trabajo:

  • Mejora de la productividad: los líderes empáticos ayudan a potenciar la productividad en la empresa. Los empleados se sienten mejor comprendidos y por lo tanto se esfuerzan más para lograr los objetivos de la empresa.
  • Fomenta la innovación: un ambiente empático ayuda a favorecer los procesos de “brainstorming”, de forma que cada empleado se siente parte de las decisiones y pueda aportar su visión particular en cada proyecto.
  • Potencia la retención del talento: los empleados quieren sentirse a gusto en el lugar en el que trabajan. Cuando un profesional se siente valorado, hay más probabilidades de que no decida cambiar de empleo.
  • Reduce el estrés laboral: un ambiente empático puede ser la mejor forma de superar los momentos más complejos en una organización, con un pico de trabajo y un alto nivel de estrés laboral.
  • Mejora la reputación de la empresa: cuando los empleados se sienten satisfechos de trabajar en una empresa, hablan bien de ella. Esto mejora la reputación de la empresa, que gana una merecida fama de cuidar a sus trabajadores y ser socialmente responsable.

Como puedes comprobar, aplicar la empatía en la empresa puede tener efectos muy positivos en una organización. Especialmente cuando los jefes, directivos y líderes empresariales entienden que la empatía y la comunicación asertiva son elementos clave para gestionar equipos de trabajo diversos y maximizar el potencial de cada individuo. Por ejemplo, poner en práctica un liderazgo inclusivo que valora y respeta las diferencias individuales, se fomenta un ambiente laboral donde todos se sienten escuchados, comprendidos y apreciados, lo que a su vez impulsa la motivación, la innovación y el compromiso con los objetivos comunes de la empresa.

En la siguiente imagen se muestran algunos datos generales sobre el papel que desempeña la empatía en el lugar del trabajo y su importancia.

Datos sobre la importancia de la empatía en el trabajo

Consejos para mejorar la empatía en el trabajo

Hay varios consejos que debes trabajar para mejorar la empatía en el ámbito laboral. En primer lugar, se requieren líderes con capacidad de comunicación, que también sepan escuchar, entender y hacer participar a las personas en los procesos de trabajo. Un líder debe lograr que las personas saquen lo mejor de sí mismas, y para ello, la empatía es la mejor herramienta.

La empatía, sin embargo, no persigue únicamente el objetivo de que la empresa pueda tener una mayor productividad gracias a la mejora de las relaciones laborales empresa-empleado. Se persigue también que los empleados se sientan satisfechos con el puesto de trabajo. En este sentido, hay algunos consejos que te pueden ayudar a mejorar la empatía en el trabajo.

Formación

Trabaja la formación para el trabajo en equipo y el liderazgo. En un máster MBA tus directivos y líderes empresariales van a aprender las claves para tratar a los empleados con empatía, de manera que pueda convertirse en parte de la vida diaria de tu empresa. Las personas importan en el proceso laboral. Además, la empatía puede abrirnos puertas a la hora de hacer networking, trabajar con otros profesionales externos o desarrollar estrategias de negociación con clientes o proveedores.

Onboarding

La empatía debe empezar desde el primer momento en el que el empleado llega a la empresa. Las acciones de onboarding o bienvenida tienen el objetivo de que el nuevo empleado se sienta acogido y pueda integrarse rápidamente en la plantilla, de manera que pueda desarrollar todo su potencial.

Actividades outdoor

Las actividades outdoor ayudan a reducir el estrés de la plantilla, facilitar la escucha y el trabajo en equipo. Esto contribuye a reducir el burnout y a generar buenas relaciones internas en la organización, de manera que los empleados puedan verse unos a otros, no como competidores, sino como aliados que persiguen un mismo fin.

Desde el MBA de la Cámara de Valencia te animamos a seguir potenciando la empatía como uno de los elementos centrales para la retención del talento, la satisfacción laboral y la mejora de la productividad y el trabajo en equipo en tu plantilla.