Qué es COO

Director de operaciones, COO: qué es, tareas, competencias y habilidades

Uno de los cargos directivos de más relevancia en una empresa es el de Director de Operaciones. Este puesto directivo se conoce a menudo con las siglas de COO y es el acrónimo de Chief Operations Officer, y también se le suele llamar Gerente de Operaciones.

A continuación te vamos a mostrar qué es un COO, cuáles son sus tareas, competencias y principales habilidades para desempeñar este cargo en la empresa.

¿Qué es un Director de Operaciones?

Se trata de la persona que se ocupa de tener el mando en la actividad diaria de la empresa; posee un perfil analítico y su área de trabajo está enfocada en el control de la eficiencia y la optimización de procesos. Hablamos de un puesto altamente relevante en la organización, que posee una función estratégica, y que por lo general solo rinde cuentas al CEO o Director General. Además, debe trabajar en estrecha colaboración con otros directores de departamento, como es el caso del CFO o Director financiero.

En el pasado, el perfil del Director de Operaciones se centraba en el análisis y la reducción de costes de la organización. Dado que la gestión de las operaciones a menudo es el área que más gastos genera en las empresas, su trabajo se enfocaba principalmente en la optimización continua de estos procesos.

No obstante, las empresas en la actualidad ya no se concentran solo en la eficiencia en la empresa, sino que también priorizan otros factores diferenciadores, como la calidad del servicio o la adaptación a las necesidades de los clientes. Esto ha transformado el puesto de Director de Operaciones, que en la actualidad debe asumir un papel más proactivo y adaptar sus habilidades y capacidades para satisfacer estas nuevas exigencias.

Significado de COO (Chief Operations Officer)

Funciones del Director de Operaciones

Un aspecto que debes tener muy claro es qué hace un Director de Operaciones o COO. El director de operaciones desempeña un papel de control técnico y de liderazgo en la gestión de la operativa diaria. Hoy en día, este puesto también es ocupado en un 27% por mujeres emprendedoras y directivas en España.

Por una parte, se ocupa de tener el control de la logística de productos, la selección de proveedores y materiales, la negociación con proveedores y las condiciones de distribución. Además, desempeña un papel clave en la estrategia de desarrollo de productos en nuevos mercados y el control de los costes dentro de la cadena de valor de la compañía, a fin de garantizar la máxima calidad y eficiencia en cada fase del proceso.

Aunque las tareas pueden variar dependiendo del tamaño y la estructura de la organización, podemos resumir las funciones del Director de Operaciones de una empresa de la siguiente manera.

1.   Control de las estrategias de mercado

Una de las funciones del COO es tomar decisiones estratégicas para optimizar los procesos de la empresa y evaluar los resultados, adaptándolos a las necesidades de la compañía. También debe definir objetivos operativos para la estrategia general de la empresa.

2.   Control de gastos y maximización del rendimiento

El Gerente de Operaciones debe supervisar los gastos y las ganancias para aprovechar las operaciones y obtener el mayor rendimiento posible. También debe desarrollar estrategias para alcanzar los objetivos de crecimiento de la empresa.

3.   Control y supervisión de la logística

El Director del Departamento de Operaciones debe administrar los procesos productivos y los recursos humanos para que la logística de la empresa sea óptima. El objetivo de llevar a cabo esta tarea es que pueda contribuir en lo máximo posible a ofrecer un servicio eficiente y de calidad, así como proporcionar una buena relación entre rendimiento y rentabilidad.

4.   Formulación de propuestas de mejora

El Director de Operaciones de una empresa debe proponer mejoras en los procesos operativos tras recoger datos de las métricas. También debe coordinar diferentes departamentos para establecer un mismo enfoque en las acciones y los procedimientos.

5.   Supervisión del equipo de trabajo

El COO debe dirigir y motivar al personal de operaciones para alinear los niveles de los trabajadores de la empresa y cumplir los plazos y objetivos de producción.

COO competencias y habilidades

Qué habilidades debe tener un COO

Un buen Director de Operaciones debe tener ante todo una buena capacidad de liderazgo, comunicación y análisis. Sus funciones al frente del Departamento de Operaciones en una empresa son cruciales para el control de las distintas actividades diarias de la organización.

Se trata de un puesto estratégico de enorme trascendencia en las organizaciones, que debe tomar decisiones de gran calado en la empresa, y que pueden influir de manera importante en su competitividad y buen funcionamiento. Por tanto, debe contar con unas habilidades especiales para poder ejercer su puesto con eficiencia.

No hay que olvidar que el salario de un Director de Operaciones, así como las condiciones laborales de este puesto, son enormemente atractivas al tratarse de un cargo directivo cuyas acciones tienen un gran impacto en la organización, tanto en lo que respecta a la competitividad como a la rentabilidad de la empresa.

Como es lógico, al igual que los diferentes cargos directivos que dirigen un departamento, para acceder a este puesto no sólo se requieren unas habilidades particulares en la gestión de equipos, capacidad de análisis, establecimiento de KPI’s y creación de una estrategia de operaciones de la empresa. Además, debe tener una experiencia contrastada en la empresa, ya que debe ser un perfil de la máxima confianza del Director General.

No todo el mundo está capacitado para desempeñar el puesto de COO. De hecho, las empresas deberían pensar en desarrollar un plan de sucesión para cuando el actual Director de Operaciones no vaya a continuar con su actividad, ya sea por jubilación o cambio de puesto de trabajo. En estos casos, lo mejor es que las empresas apuesten por una formación de MBA para el perfil más adecuado dentro del Departamento de Operaciones para sucederle.

En esta línea, el Máster MBA de la Cámara de Valencia ayuda a potenciar la formación en el ámbito empresarial de las personas que vayan a desempeñar cargos directivos. A través de estos estudios, los profesionales pueden adquirir las habilidades analíticas y capacidad de comunicación y liderazgo que necesitan para desempeñar cargos directivos y de alta responsabilidad en las empresas.