Cómo conseguir bienestar laboral y motivación en la empresa

Cómo conseguir bienestar laboral y motivación en la empresa

El bienestar y la motivación laboral son imprescindibles para alcanzar y garantizar el éxito empresarial. Ambos aspectos impactan directamente en la cultura de trabajo, en la productividad y, por ende, en los resultados corporativos.

Sin embargo, no todas las empresas tienen clara la importancia de impulsar la motivación y el bienestar, tanto físico como social y emocional, de sus empleados o los beneficios que supone para la organización. En este artículo, explicaremos el significado del concepto bienestar laboral, cómo repercute en la compañía y qué estrategias pueden poner en marcha las empresas para fomentarla y mejorarla.

Qué se entiende por bienestar laboral y cómo repercute en la compañía

El concepto bienestar laboral o bienestar en el trabajo se refiere a los esfuerzos que la empresa dedica a fomentar la felicidad, el confort, la satisfacción y el compromiso de sus empleados en su puesto de trabajo. El bienestar del empleado incluye tanto el aspecto físico como el social y el emocional.

Por tanto, las medidas destinadas a mejorar la calidad de vida del empleado tienen como objetivo prevenir accidentes o enfermedades vinculadas al puesto de trabajo, asegurar una adecuada retribución económica, así como alentar y promover actitudes positivas y saludables. Estas medidas, que en primer término parece que beneficien únicamente al empleado, influyen directamente en el avance del negocio.

Velar y cuidar por los empleados es la base del crecimiento empresarial. Cuando un miembro de la compañía se siente comprendido, valorado y respetado en su puesto de trabajo su nivel de productividad aumenta contribuyendo a la prosperidad del negocio. Pero no es la única ventaja del bienestar laboral. Vamos a ampliarlas en el siguiente apartado.

Por qué es importante motivar y fomentar el bienestar laboral en la empresa

Una concepción errónea tradicional y bastante extendida reside en la asociación del bienestar laboral con el hecho de ganar dinero suficiente para mantener el estilo de vida deseado. No obstante, mantener esta idea ciega otros factores determinantes para la felicidad como son el reconocimiento, la implicación y la motivación.

Cuando se desatienden estos factores, los resultados suelen ser agotamiento e insatisfacción. El empleado siente que su función resulta inútil y aburrida, y terminan por aborrecerla. Estos sentimientos y actitudes no benefician en ningún sentido a la empresa, que puede ver cómo su crecimiento se estanca e incluso merma.

Frenar estas situaciones es posible poniendo en marcha acciones positivas que alimenten un ambiente de trabajo sano, la motivación y el entusiasmo del equipo, así como la satisfacción y el compromiso total del empleado con la empresa. Gracias a ellas, la organización logrará trabajadores libres de estrés laboral, implicados, satisfechos y productivos.

En definitiva, el bienestar laboral y la motivación suponen numerosas ventajas para la empresa entre las que destacan las siguientes.

  • Reducción del estrés en el trabajador.
  • Incremento de los niveles de creatividad y productividad.
  • Mejora de la satisfacción y la motivación del empleado.
  • Descenso del absentismo laboral.
  • Mejora de las relaciones entre los miembros del equipo de trabajo debido a que los conflictos se minimizan.
  • Aumento de la implicación, la lealtad y el compromiso de los empleados, lo que repercute en la retención del personal y en una menor rotación laboral.
  • Captación de nuevos talentos cualificados atraídos por la óptima reputación de la empresa.

Cómo mejorar el bienestar de los empleados

La mejora del bienestar laboral parte de una disposición por parte de la empresa. A partir de ahí, hay una serie de estrategias que puede poner en marcha para lograrlo.

Infografía - Cómo mejorar el bienestar de los empleados

1 Ofrecer planes de formación y nuevas oportunidades de crecimiento

Las empresas quieren a los mejores entre sus filas, pero para lograrlo no se puede desentender del aspecto formativo. El valor de la formación es fundamental para permitir que los empleados continúen creciendo, ampliando sus competencias y alimentando nuevas oportunidades de futuro.

Desarrollar planes formativos, flexibilizar el horario para asistir a ellos e incluir la capacitación dentro de los presupuestos de la empresa ayudará a mantener el estímulo de mejora entre los empleados y a formarlos para convertirse en grandes profesionales que impulsen el crecimiento de la corporación.

2 Fomentar la flexibilidad laboral

Uno de los aspectos más valorados por los empleados respecto a la empresa es que ésta garantice la flexibilidad laboral como mecanismo para facilitar la conciliación de la vida familiar y laboral. Por lo tanto, contemplar este tipo de medidas como la jornada intensiva, la configuración de horarios flexibles de entrada y salida de acuerdo a las necesidades de cada empleado, o el teletrabajo favorecen el bienestar emocional del trabajador.

En este sentido, las empresas deben concienciarse de que la cultura del presentismo laboral no está en relación con la productividad el empleado. Pasar más horas en una oficina no implica una mayor eficiencia.

Por otro lado, con el objetivo de facilitar la conciliación cabe el desarrollo de medidas asistenciales, ayudas económicas, descuentos en servicios o productos, servicios de guardería en el lugar de trabajo, menor rotación, permisos para la atención de familiares, ampliación de permisos de maternidad y paternidad, bolsa de horas o movilidad geográfica.

3 Mejorar el entorno de trabajo

El lugar de trabajo es el escenario en el que los empleados pasan buena parte de su jornada. Trabajar para asegurar un entorno sano, seguro y agradable resulta altamente beneficioso. Reducir la contaminación acústica, implementar una buena iluminación, mejorar la calidad del aire, brindar una óptima limpieza e incorporar mobiliario ergonómico que palie problemas musculoesqueléticos son claves a tener en cuenta.

Asimismo, es importante garantizar el libre movimiento disponiendo pequeños descansos que ayuden a los trabajadores a desconectar durante unos minutos, a liberar los músculos, a descansar la vista y a reactivar la circulación. Algunas empresas han incorporado en sus instalaciones pequeños gimnasios o zonas de juego que permiten la desconexión y fomentan el networking entre compañeros.

Las empresas tampoco deben olvidar fomentar una alimentación sana habilitando espacios de cafetería donde los trabajadores puedan adquirir alimentos saludables para continuar con la jornada.

4 Comunicarse de forma efectiva y constante con los empleados

La comunicación es clave para fomentar el bienestar laboral. La falta de ella implica frustración y la consecuencia directa es el afloramiento de conflictos, que, en caso de no abordarse de forma prematura, se pueden enquistar y provocar graves consecuencias.

En este sentido, la empresa debe trabajar por crear una cultura comunicativa honesta, abierta y coherente en la que los empleados se sientan cómodos, libres y seguros para comunicar sus pensamientos e iniciativas tanto a sus propios compañeros como con los mandos intermedios y líderes empresariales.

Para lograr esta comunicación efectiva es preciso poner en práctica habilidades como la empatía, la asertividad y la escucha activa permanente. La comunicación debe englobar el reconocimiento del trabajo bien hecho. Percatarse y alabar el esfuerzo de los empleados incide en un aumento de su felicidad. Además, cuando los empleados se sienten reconocidos el compromiso y la motivación se reavivan animándoles a seguir esforzándose.

Si tu objetivo es construir una empresa fuerte y conducirla hacia el progreso, garantizar el bienestar laboral y emocional de tu plantilla, debe estar en tu agenda. Como hemos comentado anteriormente, la formación es un factor clave para emprender como para dirigir un negocio. En el MBA de la Cámara de Valencia encontrarás la capacitación que necesitas para lograrlo.

Los comentarios están cerrados.